Sunday, October 16, 2005


"El ser y parecer de los jóvenes chilenos católicos"

Este año celebramos la XX Jornada Mundial de la Juventud, donde Chile participó con una de las delegaciones más grandes de América, hecho que nos enorgullece profundamente a todo los jóvenes chilenos, católicos. Yo no tuve la posibilidad de asistir personalmente al encuentro, pero sí acompañé con la oración y seguí por los medios de comunicación las palabras que S.S. Benedicto XVI nos dedicó con tanta esperanza.

La principal invitación que se nos hizo, fue “adorar a Cristo”. ¡Qué simple suena la invitación!, pero es esto, algo tan sencillo, lo que nos cuesta una enormidad. Todavía no me queda muy claro la razón del no poder responder al llamado de ser Iglesia Joven, el motivo por el cual caemos continuamente en el tedio, en lo más fácil, en lo más rápido, en lo mediocre.

Por qué esta contradicción, esta incoherencia entre lo que decimos que somos y queremos, con lo que hacemos y con el cómo lo hacemos.

Si es que nos ponemos a realizar una radiografía de los jóvenes con alguna encuesta o algo por el estilo, lo más probable es que la mayoría de las opiniones van a ser parecidas a esto: Individualistas, flojos, viven con la ley del mínimo esfuerzo, inmediatistas, irresponsables, no se comprometen, prejuiciosos, dependientes de qué dirán, clasistas... Pero qué pasa con la imagen que tienen los jóvenes de ellos mismos: aperrados, trabajadores, buscadores, solidarios, emprendedores...

¿Qué hay entre lo que pensamos y lo que hacemos, entre lo que somos y lo que hacemos, o dejamos de hacer? Somos buscadores, buscadores de la verdad, de la felicidad, de la plenitud. Buscadores de la justicia, de un país más hermano, más fraterno. Esta búsqueda es infinita, pero no nos agotamos de buscarle relleno, y es en esta selectiva elección, donde optamos por lo más simple: el alcohol, las drogas, el reventarse los días jueves, viernes, sábado y domingo, pasarlo bien, disfrutar de la juventud, de que tenemos la energía para salir y llevar a cabo este historial.

Pero es en esta selección donde está el error. El que estamos en constantes búsquedas de relleno, pero con cosas que no son suficientes para llenar este vacío. Quizá sí a corto plazo, pero no a largo; ya que nuestras necesidades son ilimitadas, infinitas, y el infinito sólo se puede llenar con infinito, y ese infinito es el amor.

“Venimos a adorarlo” así mismo, con incienso, oro y mirra, con todo lo que somos y tenemos para entregar. Así mismo tenemos que darle el sí al Señor, como muchos ya lo han hecho, participando en un Techo para Chile, en el Hogar de Cristo, apadrinando abuelitos de la Fundación Las Rozas, inscribiéndome en los registros electorales, llegar al colegio, recogiendo el papel que está tirado en l suelo, dando es asiento en la micro, en fin, tantas y tantas cosas que marcan la diferencia, y que nos hace ser distintos al resto de los jóvenes.

Es esta característica la que tenemos que explotar: el no ser solamente buenos, si no que ser santos. No tenerle miedo a esta palabra, porque no significa que vamos a vivir enclaustrados, ni de guata en el piso rezando las 24 horas del día. La Santidad no es más que el hallazgo de la plenitud, de la felicidad, y se alcanza con una entrega heroica, entrega que se acompaña con oración, para que no caiga en el activismo. Ahora, después de este inmenso golpe de energía que se nos dio en el Encuentro con el Papa, las puertas están abiertas a ser verdaderos protagonistas y no simples testigos de nuestra historia, de construir y preparar a nuestro Chile para el Bicentenario.

Saturday, October 08, 2005


"Mister Taylor"
Augusto Monterroso
Antología de cuentos Hispanoamericanos
Mario Rodrígues F. - Editorial Universitaria
"Con su inconfundible estilo, Monterroso en este cuento, muestra en todo su esplendor su manera de hacer literatura. Con un sabor a ironía y de manera muy objetiva narra este hecho in-creíble, donde los principales protagonistas de la historia, somos nosotros, los mismos lectores, con la misión de completar los llamados "espacios en blanco". El autor apela a la imaginación del receptor para darle un sentido a esta historia de explotación de cabezas y el fuerte poder que tienen los consumidores en este sistema de hacer dinero de la manera más fácil y práctica posible. Sistema donde en realidad se juega y se manejan personas, donde el fin justifica los medios, sin mirar el presente y proyectarse en el tiempo. Quizá es algo ridícula la manera que tiene Monterroso de mostrarnos cómo nos ciega el éxito, el tener dinero, el sentirnos admirados por todos los que nos rodean; pero sinceramente, creo que es un asco ser un Mister Taylor y una pena ser un pobre e ignorante indígena de la tribu, cuyo nombre ni siquiera vale la pena recordar..."

Thursday, October 06, 2005


"Puntero izquierdo"
Mario Benedetti
Antología de cuentos Hispanoamericanos
Mario Rodríguez F. - Editorial Universitaria
"En una primera lectura, este cuento lo podríamos clasificar como sólo para hombres apasionados y entregados por y para el fútbol; pero si leemos con un poco más de atención, nos damos cuenta de que lo que realmente quiso revelar Benedetti, es el carácter inauténtico del hombre: consumido por la rutina y los prejuicios, hombres dependientes del jefe, de la oficina, del dinero. En la historia, este tipo de hombre es representado de manera irónica e ingenua, ahogado y superado por el sacrificado mundo de este deporte; que no solo es correr detrás de una pelota, sino que es mucho más que eso, según lo que nos cuenta el autor. Mundo lleno de trampas, falto de esperanzas, lleno de soledad y de arribismo; Mundo solo para valientes y apasionados por el fútbol..."
"El vaso de leche"
Manuel Rojas (Chileno)
Antología de cuentos Hispanoamericanos
Mario Rodríguez F. - Editorial Universitaria
"Es de esos cuentos que no tienen mayor sentido a la primera lectura, quizá por la forma en que Rojas ordena los hechos y describe las situaciones, siendo, en este caso, más detallado al comienzo del relato, con los personajes que aparecen, y más superficial, más liviano con los del final. Este último punto puede jugar a favor o en contra del relato y de la intensión del autor, dependieno de la calidad de lector que llegue al cuento... Una pena que de la señora de la cafetería aparesca tan poquita información, pero a su vez, propicio para que cada uno como receptor visualice esta imágen materna, de entrega, cariño y seguridad infinita, que sale al encuentro de este joven hambriento; características que sacian más alla del hambre físico del muchacho, un hambre de afecto, de cariño... Porque no hay nada más rico que sentirse cobijado, valorado, protegido y pleno, tema recalcado en el trabajo de Rojas con sus sufridas y desamparadas historias.."

"El rey burgués"
Rubén Darío
Antología de cuentos Hispanoamericanos
Mario Rodríguez F. - Editorial Universitaria
"Pero ¡cuánto calienta el alma una frase,
un apretón de manos a tiempo!"
"Destacable frase de Darío, para dejar loco a cualquiera que la lea, no por las palabras que usa en sí, si no por lo pegada que se queda en la mente, y por todo lo que se mueve al intarior de nuestra cabeza; frase que persigue y que resume la historia de este poeta que se le ocurre trabajar para este rey, supuesto amante de la cultura y del arte. Darío se caracteriza por esta crítica al modernismo y el concepto que éste tiene del arte. Darío tiene una línea muy marcada en sus temas: el cómo la literatura se ha ido incertando y acomodando a esta sociedad globalizada, a esta modernización del sistema económico, político y social. El cómo resalta la condena y la marginalidad en la relación patrón-obrero. Así mismo, el autor critica fuertemente lo superficial y materialista que es la sociedad de hoy, este afán de querer revelarse ante la censura del cuerpo y en el uso que se le pueda dar a este "centro de perdición y materialidad", como algunos lo llaman. Toda esta mezcla de sinsabores de la cultura del siglo XX, son tratados de manera irónica por el autor, utilizando ciertos matices de cruda realidad que calan ondo en la reflexión del cuento, invitándonos a ser más preocupados y atentos con el que trabaja conmigo o para mi, manteniendo una sonrisa, un gesto amable al momento de responder, saludando por las mañanas, cosas tan simples, pero que marcan la diferencia y que pueden hacer de esta historia, un cuento alegre, como el mismo autor lo denomina"

Tuesday, October 04, 2005

"El Padre"
Olegario Lazo Baeza
Antología de cuentos Hispanoamericanos
Mario Rodríguez F.
Editorial Universitaria

"Historia desgarradora, triste, que explota todo el lado sensible que uno como lector, pueda llegar a tener. Lo más destacable en el trabajo de Olegario, es la fuerza que le da a los personajes principales: Padre e hijo, en un reencuentro después de 5 años. Es esta fuerza la que atrae y sin quererlo nos lleva a ponernos en el lugar del padre o en el lugar del hijo... Ttristemente, puedo decir que en mayores oportunidades soy hijo y no padre, al dejarme llevar por las miradas y el qué dirán, como lo presenta crudamente, el autor en su historia."